La Opini&oacuten de M&aacutelaga

ROCÍO CAÑADA

Un espectáculo con Carlos Álvarez, Daniel Casares y Andrés Mérida recuperará el espacio para las representaciones.

El Teatro Romano malagueño parece que tendrá por fin un uso escénico y no meramente monumental como hasta ahora. Será el 15 de septiembre cuando, tal y como ayer anunció el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Damián Caneda, el enclave cultural acoja un espectáculo que combinará literatura, música y artes plásticas. Los encargados de reinaugurar el Teatro Romano serán el barítono malagueño Carlos Álvarez, que leerá unas prosas de Juvenal Soto creadas para el evento y unas poesías de Pablo Ruiz Picasso y de Manuel Alcántara; Daniel Casares y Andrés Mérida, que realizarán un espectáculo conjunto.

De esta forma, según Caneda, «el reinicio de las representaciones culturales en el teatro» supone recuperar 30 años después la cultura malagueña «en un entorno general» como son calle Alcazabilla y sus aledaños, donde se encuentran el Museo Picasso Málaga o el Palacio de la Aduana, que acogerá en un futuro el esperado Museo de Málaga.

A las 19.30 horas, en el Teatro Romano «se pondrá en relieve que en Málaga tenemos de todas las artes», y que existe la capacidad para que la ciudad sea «capital cultural a pesar de no tener el título». Así, tras las palabras de Carlos Álvarez, el guitarrista flamenco Daniel Casares presentará su último disco, Ladrón del agua, y algunos temas de su próximo trabajo que, según adelantó el mismo Casares, «es un espectáculo en directo que gira en torno a Picasso y a su obra El Guernica», que cumple su 75 aniversario. Pero Casares no estará solo, sino que lo acompañará en el escenario el artista plástico Andrés Mérida quien, tal y como él mismo explicó, realizará una pintura «sorpresa». Todo ello será «un regalo para Málaga», precisó Caneda. De esta forma, la conexión entre la guitarra flamenca y las artes plásticas tendrá «el privilegio» de reintegrar el espacio, según Casares y Mérida.

Este espectáculo «altruista», en el que ninguno de los artistas cobrará, se celebrará bajo la luz del día, y podrá ser disfrutado por unos 220 espectadores dentro del mismo Teatro Romano y además podrá ser visto desde calle Alcazabilla. Este espació, quiso dejar claro Caneda, «nunca podrá ser un grandísimo escenario pero sí existe la intención de continuar con el desarrollo de una programación».
Lo que no quedó muy claro fue quiénes podrán ver en directo de este espectáculo de reapertura del Teatro Romano, ni como se hará el reparto de invitaciones.

Pero, eso sí, el edil aseguró que el Teatro Romano acogerá funciones de todas las artes y que será un lugar más de exposición para los artistas jóvenes y nuevos talentos. Porque para Caneda ésta es la mejor forma de trabajar por y para la cultura malagueña, en la que «políticos, artistas y empresas busquen un mismo rumbo para impulsar el arte malagueño», dijo.

Ante el entusiasmo puesto por Caneda para dar uso escénico al Teatro Romano, tan sólo cuatro meses desde que fuera elegido concejal de Cultura, él mismo mostró sus dudas de por qué no se había utilizado antes. «Hay cosas que debemos recuperar, son parte de nuestra historia. Hay que recuperar el pasado para tener un presente cultural», concluyó.

A falta del visto bueno de la Junta

La programación desarrollada por el Ayuntamiento podría quedarse en nada si la Junta de Andalucía no da luz verde al proyecto. Este espacio tuvo la negativa de un informe del Real Cuerpo de Bomberos y Protección Civil, pero el pasado 11 de agosto dio su visto bueno a la actual propuesta municipal. Ahora, está en manos de la Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Delegación Provincial de Cultura, que se desarrolle el proyecto ideado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Málaga.

Ante esta situación, Damián Caneda, edil del ramo, asegura que «confía en que la Junta de Andalucía va a hacer todo lo posible para la aprobación», ya que el proyecto solventa las deficiencias en confortabilidad y seguridad, pero también en accesibilidad, que posee el Teatro Romano, y que hacían inviable la celebración de espectáculos en el enclave. Además, se mostró seguro de que todos actúan de «buena fe», y de que «todos trabajamos y trabajaremos juntos por la cultura malagueña».

Fuente: laopinióndemalaga.es

Una visitante observa desde la Alcazaba el Teatro Romano malagueño, que en menos de un mes acogerá su primer espectáculo, después de 30 años.

 

Anuncios