La Opini&oacuten de M&aacutelaga

DOMI DEL POSTIGO La cortina la mueve el ponientillo de ayer en Málaga. Aún es casi mediodía y esa quietud de estío te modifica el carácter. Trabajas, todavía, aunque no te vayas a comer. Quiero decir que no soy de esos casi cuarenta mil malagueños que han tenido que emigrar para no estar en el paro. Ni uno de esos 176.618 vecinos nuestros que sí lo están. Cae una suave calima y parece que no va a pasar nada en el mundo, pero las agencias siguen escupiendo noticias. La brisa parece traerte el mar por la ventana, aunque ni su horizonte se vea desde aquí. Y recuerdas que mañana, por hoy, será la Virgen del Carmen…

Hasta el mar

Recuerdas el día que saliste a pescar con tu hermano en el barquito, cuando aún no había nacido tu hijo. No dejaban de entrar arañas, esa especie de rapecillos que hay que sacar con mucho cuidado para que no te rocen sus púas ponzoñosas, y te encontraste a la caída de la tarde la mar llena de barcas… Te viene a la cabeza el poema «Paso» del pobre Federico, a quien se recuerda ahora en el 75 aniversario de su asesinato en Granada: «En tu barco de luces / vas / por la alta marea / de la ciudad, / entre saetas turbias / y estrellas de cristal. / Virgen con miriñaque / tú vas / por el río de la calle, / ¡hasta el mar!»… Pierdes las ganas, por tanto, de calcular megasueldos como el que mantiene congelado el director gerente de la sociedad deportiva municipal, unos 90.000 euros en total, según ha denunciado la oposición en el Ayuntamiento.

Arenas movedizas

El PP estaba esperando tener la Diputación para auditarla y echarle en cara al PSOE la «quiebra técnica» del organismo, tras las críticas reiteradas del adversario a los sueldos de los cargos de confianza municipales. Ahora el PSOE se defiende atacando con la no limitación de sueldos para algunos técnicos que los populares pretenden contratar con sueldo estrella. En fin, que corren el riesgo de que, enredados en el y tú más de los presuntos derroches de dinero público, terminen por tener a toda la población enfrente ante tanto despilfarro que se paga o se adeuda. Merece la pena, en todo caso, que nos enteremos de todo esto aunque sea alucinados por cómo se produce la información. Además, algún patrimonio se ha convertido ya en un asunto estrella, como es el caso de la declaración del IRPF de Javier Arenas, que precisamente dio a conocer ayer por la tarde el Partido Popular, junto con los ingresos del resto de parlamentarios populares.

A las barcas

Pero parece que no pasa nada. El verano nos ahorma en un tono bajo y casi nada importa tanto. Hoy es día para pasear por la costa, La Carihuela, Benalmádena, Fuengirola… Para ver salir el trono de la calle Ancha en familia, o el de la capilla del Corpus en Pedregalejo, o la virgen que sale de Huelin o la de El Palo o directamente a la playa a pasearse como marqueses junto al mar, que en Málaga es gratis. A mirar, a subirse en una de las barcas, a vivir Málaga en el corazón del mes de julio, a decirle Felicidades a Carmen, a las cármenes, a las carmelis, niñas, mujeres, madres, málagas un poco…

Stress tests

Hoy es un día para no pensar en esos cinco bancos y cajas españoles que han suspendido los tests de estrés europeos, ni en los dieciséis europeos que se han quedado al límite del suspenso. Hablamos de esos tests que les ponen en una situación ficticia de más difícil todavía para ver con qué liquidez se jugarían el último asalto. Para no pensar en qué valor real tienen esas pruebas, ya que si de 90 bancos europeos sólo han suspendido 8, más de un autónomo y una pyme seguirán preguntándose, aún en plena fiesta del Carmen, por qué no dan crédito. Para no pensar cualquiera de nosotros por qué se crea un juzgado como el 5 de Fuengirola, con sus funcionarios en sus mesas, pero sin asignación aún ni del secretario judicial ni del mismísimo juez….

Sin juez
A ese nuevo juzgado, al estar creado ya, por procedimiento le van entrando casos que se van acumulando encima de la mesa. Pero no pensar. Si ese hubiera sido el juzgado que le hubiese correspondido al presidente valenciano, no sólo no terminaría sentado en el banquillo, como así va a ser al final, sino que podría seguir pagándose los trajes gratis hasta que gane el PSOE en Valencia, que a este paso parece que será cuando San Camps baje el dedo. En fin, mejor aprovechar la noche viendo las barcas venir con sus faroles, a vueltas de pasear su estrella marinera en una ciudad con un puerto todavía cerrado a la ciudad, que sigue sin explicar claramente qué se construye en su esquina principal, y sin abrir suficientemente una valla que obliga a entrar en él como en una playa privada, o casi.

Porque hoy es sábado mejor aprovechar la noche, insisto, y pasarse por la verbena del Club Mediterráneo y disfrutar colaborando con la fundación Césare Scariolo que sigue en su empeño de ayudar a los niños que están en tratamiento oncológico. Un mago de la guitarra flamenca, el esteponero Daniel Casares, y el insustituible malagueño Javier Ojeda pondrán el talento solidario. Y el cotizado pintor gadita malagueño Andrés Mérida pondrá la sorpresa bohemia. El cuadro que pintará durante la velada será subastado entre los asistentes… A lo mejor es un retrato de una Carmen.

Fuente: La Opinión de Málaga

Anuncios