Sep 9, 2010 | Adn


Alejandro Sanz llevó por segunda vez a Madrid toda la magia de su gira “Paraíso Express” a un abarrotado Palacio de Los Deportes de Madrid que se rindió ante la enérgica propuesta del cantante, quien celebró un nuevo triunfo junto a David Bisbal, Dani Martín, Malú, Junior y Daniel Casares.

La cantante sevillana Sara Vega demostró su valía ante las 15.000 personas que esperaban la llegada de Alejandro Sanz, quien escogió a la hermana de Paz Vega como telonera. La cantante mostró algunas de los secretos de su álbum de debut “Sangre revuelta” y animó a un público que apreció el talento de la joven artista.

“Buenas noches Madrid. Es nuestro tercer concierto en el Palacio de los Deportes y va a ser muy especial. Primero porque estáis todos ustedes y segundo porque hay un montón de amigos y artistas que van a pasar por aquí”, auguró Sanz, quien también quiso dedicar el concierto su hija Manuela.

El concierto arrancó con “Mi Peter Punk”, una de las composiciones más originales del álbum “Paraíso Express”, un tema en el que la distorsión de las guitarras confluyó con el enorme despliegue audiovisual que Sanz ha preparado en esta gira. El compositor encadenó “Lo que fui es lo que soy” y “viviendo deprisa” antes de presentar a una de las grandes sorpresas de la noche.

“Sin anestesia ni nada…Mi primer invitado es un amigo al que quiero mucho. Una persona trabajadora, con mucho talento y que acaba de ser padre. Además le voy a retar en un concurso de baile porque creo que le puedo ganar”, anunció Sanz mientras David Bisbal aparecía para entonar “Desde lejos”.

El guitarrista Daniel Casares fue el encargado de aportar a “Corazón partío” un toque flamenco. El músico malagueño es otro de los jóvenes talentos en los que ha confiado Sanz para poner en marcha un sello dedicado al cante jondo y a las seis cuerdas flamencas, un género del que se confiesa un apasionado.

Alejandro Sanz pasa por un momento dulce. Buena muestra de ello es la nominación a cuatro premios Grammy Latino, una noticia que recibió con alegría porque, según confesó al público, “es algo que importa y mucho”.

“Cuando nadie me ve”, “Yo hice llorar a los ángeles” y “Lola soledad” fueron algunas de las canciones que no faltaron en el repertorio del cantante, quien constantemente bromeó con los espectadores, a los que prometió un baile, ya que, según explicó, “hay muchos que dicen que Alejandro Sanz no se mueve sobre el escenario”.

Fuente: noticias.com
Fotografía: Manuel Delgado Rojano
………………………………………..
Otras noticias relacionadas
………………………………………..

Publicado el 09.09.10 – 16:03 – ABC – PATRICIA GARDEU / MADRID

David Bisbal, Malú, Dani Martín, Junior y Daniel Casares acompañaron al cantante en su tercer concierto en el Palacio de los Deportes de la capital en lo que va de gira.

Alejandro Sanz ha crecido, y su público también. Aquellas fans adolescentes que se desgañitaban, «a voz en grito» con «Corazón partio» y «Pisando fuerte», hoy han dado paso a un público mucho más adulto y heterogéneo que, prácticamente, agotó localidades en el Palacio de Deportes de Madrid, y eso que era ya el tercer concierto que el cantante daba en el recinto, en lo que lleva de su gira «Paraíso Express».

A, precisamente, «¿qué es el paraíso?» contestaron personas de todo el mundo en un vídeo que se proyectaba mientras los músicos calentaban motores. A las 22.17, un Alejandro Sanz mucho más rockero y menos melódico, envuelto en efectos de luces en tres dimensiones, hacía su aparición con gritos de «Vamos, Madrid» y el tema «Mi Peter punk», de su último disco.

Cuando a continuación empezó: «No me da vergüenza decir que lo eras todo para mí…» quedó patente que los años han pasado para todos. «Lo que fui es lo que soy» no sería el único tema que rescataría de su disco «Viviendo deprisa», de hace ya casi dos décadas. Eso sí, menos acústico y más rítmico, y con potentes acompañamientos de guitarra eléctrica. De su guitarra, por cierto, el músico no se separó en toda la noche, a excepción de los momentos últimos, cuando cantó algunos temas –una versión de un pasodoble del compositor gaditano Juan Carlos Aragón, «Tú no tienes la culpa», y «Lo ves»– al piano, en el que se convirtió en el momento más íntimo del espectáculo.

De lo que tampoco dejó en toda la noche es de rodearse de amigos. Ya en el cuarto tema, «Nuestro amor será leyenda», apareció David Bisbal, al que felicitó por su reciente paternidad. Le siguió «Corazón partío», junto al guitarrista Daniel Casares, y los 15.000 asistentes –entre los que estaban el Príncipe Felipe y Doña Letizia– se levantaron en un intento colectivo de detener el paso del tiempo. Le pidieron que botara, él se negó, pero, a cambio, prometió bailar y lo cumplió: se marcó un par de taconeos a última hora.

«Voy a dejar el Twitter, no puedo tener secretos»

Mientras anunciaba su reciente nominación, ese mismo día, a cuatros premios Grammy, apareció Malú. Poco después llegaría el rapero Junior. El público reclamaba a los artistas que iban a acompañarle, y Alejandro Sanz, cansado de que se supieran las sorpresas, bromeó: «Voy a dejar el Twitter, no puedo tener secretos».

Había transcurrido hora y cuarto de concierto cuando presentó a la banda, un plantel de músicos de lo más internacional, provenientes desde Nueva York a República Dominicana, pasando por Camerún.

«Gracias por esta noche, Madrid. Este es un lugar que te hace feliz. Y no me refiero a esta ciudad como institución sino a las personas que viven en ella, también a los que han ido llegando y ya la componen», comentó el músico. No tardó en aparecer Dani Martín, de El canto del loco. Juntos cantaron «Tu letra podré acariciar», un tema que sigue emocionando a sus fans, a quienes está dedicado.

No se dejó en el tintero sus míticas, como «Mi soledad y yo» o «Amiga mía». Tampoco los temas de su último trabajo. A pesar de eso, la gente se quedó con ganas de escuchar más. «Ha hablado mucho pero cantado poco», comentaba, pasadas las doce y cuarto de la noche, más de uno a la salida.

…………………………………………………………

PATRICIA GARDEU

Fuente: abc.es

Anuncios